12 abril 2010


No he tenido tiempo para escribir. Ni para el blog, ni para el diario, ni para mí. Porque marzo fue una locura y mi sorpresiva entrada a la universidad también. Y además he estado en mil cosas distintas -desde comprar un vestido para el matrimonio de mi primo hasta estudiar (y tratar de entender) todo lo relacionado con el método literario y sus implicancias. Pero no quisiera dejarlos tan botados (sobre todo desde que sé que tengo nuevos seguidores) y voy a intentar retomar este espacio.

En especial porque sé que lo leen mis amigos R y V, fieles espadines que me han acompañado por varios años en nuestra aventura (y locura) de escribir, y a los que no he podido ver por estos días, y a quienes extraño profundamente (y sé que están ansiosos por escuchar mis aventuras universitarias).

Y también porque sé que me leen varias de mis amigas. No las puedo nombrar a todas, pero ustedes saben quienes son. Sólo quiero decirles que principalmente por sus comentarios sigo escribiendo esta Feria. Porque sé que de este blog sacan ideas de lecturas y también panoramas. Y sé que también las hago reír. O distraerse de sus problemas. Y estoy pensando principalmente en tres queridas amigas cuyos nombres empiezan con C.: la sensible CV, con la que puedo hablar todos los temas del mundo tomándonos una limonada en Luis Pasteur; la bella CG con quien comparto el gusto por los libros, por los quehaceres maternales y por tantos temas más, y la rubísima CF, entrañable amiga de "oficina", con quien suelo compartir un café y tantos secretos como preocupaciones. A todas ellas y a muchas más que me siguen, les dedico mis más sinceros agradecimientos.

El sábado una de mis primas chicas me confesó que también me leía. Y por ella (a quien admiro mucho, tanto por su belleza como por su inteligencia) y por todos esos amigos, primos o cercanos que me leen sin que yo lo sepa, es que también voy a seguir escribiendo. Porque parece que no no los aburro todavía. Y porque me tienen afecto. ¿O les provoco curiosidad? Como sea, la cosa es que me leen, y eso lo agradezco profundamente.

Me he pasado dando puros agradecimientos y no he dicho nada nuevo. Pero prometo retomar mis recomendaciones en un tiempo breve. La verdad es que no he salido mucho por estos días, salvo las idas a la universidad y a una que otra cafetería. Lo que sí hice fue visitar la exposición de Joseph Beuys en el MAVI y la muestra de Gonzalo Rojas en el piso de arriba, que está espectacular (parece que ya les había contado, ¿no?). Y descubrir, con agrado, que la carta de helados del Sebastián está triplicada y que no hay nada mejor que un helado de yogurt con blueberry después de almorzar unos maravillosos ravioles con funghi y camarón en el Rívoli y de visitar la Takk y la Ulises buscando el libro Dublinesca (aunque sin comprarlo). También quiero recomendar a Pepperone Café, una pizzería que se puso en Luis Pasteur y que tiene unas pizzas rústicas exquisitas (y una limonada con albahaca que es una delicia) y la exposición sobre el poeta Juan Luis Martínez, que me recomendó visitar mi amorcito, y a la que todavía no he podido ir. Y los chocolates de Damien Mercier, que son lo máximo, y que fueron, por lejos, los huevitos de chocolate más ricos que les llegaron a mis niños en esta Pascua de Resurrección.

Ahora tengo que seguir que mis deberes, así que los dejo hasta otro día. Estoy releyendo a Lorrie Moore, y sigo fascinada con ella. Y cuando termine tengo un alto de cosas esperando ser leídas. Ahí les sigo contando,
gracias por seguirme
BS

PD: El jueves almuerzo contigo, CG, puede ser en el mismo lugar del otro día, que estaba delicioso.
PD2: A todas las que quieran donarme cuadraditos de lana, bienvenidas sean. De 20x20, please y bien tejiditos, que este año hay que juntar más frazadas que nunca.


6 comentarios:

JJ dijo...

Querida Becky:

Nosotros también extrañamos las reuniones, ya míticas, del taller; y las aún más míticas, si cabe, del grupo ampliado (incluyendo a Diego Lira)en templos gastronómicos de lo más Camp.

Esperemos vernos pronto.

SD

Anónimo dijo...

Gracias por el esfuerzo que te significa nunca dejar de escribir en nuestro espectacular Blog; espero con ansias los posts de la más linda B.S.
Te quiero mucho y espero estar siempre cerca....cuenta conmigo....
Muy en serio, si la universidad se pone pesada, cuenta conmigo en lo que necesites o en lo que quieras.

Gilberto Soriano dijo...

Saludos.
Encontré tu blog por casualidad, y me ha encantado.
Mi nombre es Gilberto Soriano y me he vuelto fan de este espacio en Internet.
Espero seguir leyendo más de tu fabulosa prosa y te dejo mi blog http://lestempsmoderns.wordpress.com/ Un saludo y espero entrar en contacto con vos.
Por si así sucede dejo mi mail sir_rembrand@hotmail.com
Gilberto Soriano
Estudiante de Ciencias de la Comunicación, UNAM

DL dijo...

Querida Becky:
He quedado impresionado con su doble vida. Que tiene ribetes surrealistas con los "cuadraditos de lana" . No puedo creer que sea usted la misma Becky que yo conozco; la casquivana y desenfrenada compañera de bailes y juergas en todo Santiago. No puedo olvidar nuestras noches en el HH, HRC, HSSC, y en muchos M y B que usted y yo conocemos. Por ello, este post, que debe haber compartido con sus amigas de colegios bilingües de la parte alta de la ciudad y quizás con que hombrecillos como esos tales R y V me puso celoso, despertando mi curiosidad respecto a nuestro futuro. Usted sabe que de mi no puede esperar lecturas avanzadas o visitas a exposiciones elitistas de dudoso gusto, pero por algo la calle, el ruido y el desorden nos ha juntado tantas veces. Con mis bluyínes gastados, polera corta y estampada, se despide perdiéndose en la ciudad, su admirador incondicional.
DL

C dijo...

Mi muy querida Becky:

Qué alegría poder leer sus posteos!!

Desde antes de los desastres naturales que azotaron nuestro país, que no pasaba a saludarla. Y veo que tantas novedades tiene: me alegro de su nueva aventura universitaria. Y estoy seguro que con su gracia y encanto, seducirá a sus nuevos compañeros revolucionarios.

Siento no haber podido asistir a la última junta con V, C, R, P y su querido amante, en la tan comentada sanguchería. Usted sabe, cumplo con mi deber de llevar libros a niños necesitados de historias y fantasías.

Aunque quiero que sepa que los extrañamos mucho y sobre todo extrañamos beber champaña fría y burbujeante, en su cálido hogar.

Espero poder verlos pronto. Sobre todo a usted, mi querida.

Becky dijo...

Queridísmo C, qué bueno que apareció por la Feria, se le extrañaba tanto... La verdad es que la experiencia universitaria ha sido muy grata -hasta el momento- y los profesores me han encantado (aunque debo confesarle que ya estoy desvelada pensando en mi futura tesis y en el famoso marco teórico que usted muy bien conoce). Me encantaría verlo, a usted y a O., y pedirle consejo sobre estas nuevas aguas literarias que me están mojando. Y también contarle tantas cosas (y mostrarle mi nueva adquisición snob:el iphone), y reírme a su lado y celebrar su ya atrasado cumpleaños. Me imagino que está con mucho trabajo, y desde ya me pongo a su servicio para lo que necesite. Suya, como siempre,
BS

PD: Ah, y en cuanto al post que envió mi querido DL, sólo quiero aclararle que esta doble vida que ud, me enrostra también es consecuencia de su doble vida, casquivano y juerguero hombre de la noche, y martillero-galerista-comerciante serio de día.