17 noviembre 2008

Anuncio


Todas las explicaciones del post anterior son para justificarme por no haber realizado el mini taller de noviembre. Pero, a pesar de mis mil y un quehaceres, me debo a mis compañeros y he decidido fijar nuestra próxima cita para el martes 25 de noviembre en lugar y hora a definir. Los espero a todos con nuevos trabajos. ¡A escribir!

4 comentarios:

STEPHEN DEDALUS dijo...

Querida Becky, haremos todo lo posible para cumplir.

shekspier dijo...

Señorita Sharp, frotándome las manos dado que algunos de los integrantes de su taller se han dormido como lirones, quiero sumar méritos a mi entrada al taller con la siguiente muestra de mi estilo literario. Es un cuento de 100 palabras que el metro despreció en su oportunidad. (Entre paréntesis, agrego como datos de mi persona que soy un ser humano con relativo equilibrio mental, poco cabezón, heterosexual y sin la compulsión de poner status enigmáticos en facebook citando a Wilde a pito de nada).

DENTRO DE LA IGLESIA

- ¿Entrarías conmigo a la iglesia?
- No. No te conozco.
- No soy peligroso…
- Naturalmente. Aún así, no te conozco.
- Hace años que no pasaba por la Catedral.
- No es Catedral…
- Ya veo. Aún así, quiero entrar. Me dieron unas ganas terribles.
- Pues hazlo.
- Lo haré, pero me aterra ir solo.
- ¿Por qué?
- Ni idea. Pero me pone los pelos de punta.
- ¿Que cosa?. ¿Las estatuas? ¿Los curas?
- No sabría explicarlo.
- Que mala suerte.
- Quizás si me conocieras…
- Oh si, si te conociera…ya estaríamos dentro.

La nana Sharp dijo...

Señora Becky:

Acabo de ver en el diario del sábado (La Tercera), el aviso de un concurso literario en el que usted y don Sharp podrían participar.

Tal vez ahí podrían ganarse 500lucas y pagarme lo que me deben.

Así no tendría que irme al sur, usted dejaría de hacer las labores domésticas y podría concentrarse en reunir a sus amigos raros para hablar de libros.

Desde el sur, con cariño.

Becky dijo...

Querida nana,
apenas vuelva a Santiago prometo pagarle lo que le adeudo. Por mientras, eso sí, podría contarme lo del concurso literario que debido a la crisis he debido prescindir de mi suscripción a La Tercera y no he podido leer ese diario en días.
Desde Santiago, y extrañándola,
Señora Becky Sharp