27 diciembre 2007

Mi librero

Hoy empecé a embalar mi casa. Y como es de suponer, comencé con mis libros, mis bienes más preciados. Libros de arte y de literatura, novelas y noveluchas, diccionarios y enciclopedias, revistas de decoración y catálogos de punto cruz, libros antiguos -viejos, usados, heredados- y libros nuevos que no quise o no pude leer: todos los tesoros que he ido sacando del viejo estante de libros y que, de a poco, he comenzado a instalar en las virginales cajas de cartón cuyo destino es mi nuevo hogar.

Entre los hallazgos he encontrado varios de mis libros de infancia: el adorado libro de cuentos rusos, las novelas de Enid Blyton, el viejo diario de vida y un folleto de México que he atesorado desde los diecisiete años. También he encontrado cartas de amigas (algunas bien comprometedoras), postales, dibujos y varios poemas de amor que nunca envié. Por Dios que he guardado secretos durante estos años.

En este mueble están los libros de sexo y esoteria que más de alguna vez consulté en la adolescencia; están todos los diarios de Anaïs Nin y los libros de Henry Miller que leí a los dieciocho; están los clásicos ingleses, los Dostoivevski, Nabokov, Proust y Flaubert; los libros de moda, los McEwan, Amis y Roth, y los libros de autoayuda, de ayuno, tejido en telar, yoga y Kamasutra.

Los libros de viajes son tantos y sólo he usado el de Italia y París. Espera el de México, India y Escocia. También espera La Guerra y la Paz y cinco tomos de En Busca del Tiempo perdido. El Kamasutra ha sido hojeado a la ligera y la Antidieta todavía está encerrada en celofán. Pero hay otros que he leído más de una vez (Madame Bovary y Poemas de Paul Eluard, especialmente) y varios libros desarmados o subrayados por mi exceso de pasión.

Con las manos empolvadas he revisado mis lecturas desde los doce años hasta mis treinta y tres y, aunque no me enorgullezco de todos mis libros, por Dios que he leído durante estos años. Y por Dios que he acumulado historias en este lugar.

4 comentarios:

Chris dijo...

Hola Sole, muy lindo tu blog. Te cuento que yo también tengo uno es christinebackhouse.blogspot.com. Si bien no escribo tan lindo como tu para mi las imágenes valen más que mil palabras. Entrá a explorarlo y verás porqué.
Cariños y que tengas un lindo año nuevo junto a tu linda familia.

Trulimolen dijo...

Ay, qué emoción ver que encontraste a Enid Blyton! Yo también encontré en Mallarauco unos y fue una vuelta a la infancia linda! (creo)
Besos!
V.

SRM dijo...

También encontré "El mundo según Garp". ¡Cómo gozamos con ese libro! Fuimos unas niñas bien osadas para la época, ¿no?

Mar dijo...

Descubro tu blog en la madrugada madrileña y sólo puedo felicitarte. Compartimos sentir el valor de un Librero. La librería de los "míos" muere: puede el ladrillo. Luchan en una huelga camicace insólita hoy en día. Libreros en extinción! Me enlazo y te doy el suyo por si quieres pasar
http://huelgafuentetaja.blogspot.com/
Ojalá nunca te falte(n)... Te sigo. Un Abrazo con Alas,,