22 julio 2009

Una noche perfecta

Después de correr toda la mañana, armar maletas mías y de mis niños, ordenar y limpiar y manejar por tres horas por la carretera oscura y mojada, logré llegar a Santiago (y reencontrarme con mi amado) para disfrutar del mejor recital de este año. Por meses esperé su llegada y por fin anoche pude verla en vivo y en directo. Cat Power (Chan Marshall) estuvo impecable, delicada, maravillosa. No por nada es considerada una de las mejores voces femeninas del momento y una de las mujeres más sensuales del planeta. Afuera del Caupolicán llovía a cántaros. Adentro, una audiencia cautiva escuchaba con atención. Yo, en una ubicación inmejorable y con mi gran amor de la mano. Después del recital nos fuimos al Normandie por una sopa de cebolla y una conversación relajada. Y para hacerlo más perfecto, ¡hasta se cortó la luz!, y en segundos las mesitas del bar se llenaron de velitas para hacer más perfecta la noche más romántica del invierno. Gracias Cat Power por la velada. Gracias amor, por ser como eres. Gracias Master Card por pagar las entradas.



8 comentarios:

SGG dijo...

No conocía a cat power, querida Becky. Vi algo en youtube y me pareció estupenda.

Lo que es yo, ya estoy preparandome para acompañar a una fan de Depeche Mode a su concierto en Octubre y a la misma fan al concierto de The Killers en Noviembre.

Becky dijo...

SGG: el otro día conocí a su amiga y me pareció encantadora. Quizás los acompañe a Depeche en octubre -todo depende de mis finanzas y de mi viaje a Inglaterra-, le aviso para que nos coordinemos. El otro día creí divisarlo en un boliche de la calle Seminario. Era un joven muy parecido a usted, aunque estaba acompañado y sin una copa en la mano. Incluso creo que le escuché decir a este joven que había estado cocinando en su casa (con ollas y todo). Ahí me convencí: no era usted.

HAL8999 dijo...

Yo también lo ví. Pero me pareció demasiado feliz para ser el SGG que todos conocemos. Seguramente era ese alter ego misterioso que algunos dicen todos tenemos en alguna parte del mundo. O quizás haya sido simplemente el lado Jeckyll del señor Hyde que todos conocíamos.

Por otra parte tb la vi a usted por esos lugares miss Sharp, despampanante como siempre, y acompañada del eterno séquito de hombres que parece besar el suelo que pisa.

Becky dijo...

Hal, debería haberse acercado a saludar y le habría presentado a mi séquito de hombres: al ingeniero ingenioso, al periodista galán, al novelista buenmozo y, principalmente al comerciante de arte, que precisamente ese día celebraba sus 39 años de vida.

W.S.M. dijo...

Sra. Sharp.

Usted sabe que no suelo comunicarme por este medio, pero el otro día me topé con nuestro común amigo, SGG, y me comentó que se va a Londres a estudiar. No sabía lo de la beca, así que mis más formales disculpas por no llamarla para felicitarla y mi incondicional envidia desde ya. ¿Cómo recibieron la noticia por casa?
Besos,
W.S.M.

Becky dijo...

WSM, qué honor que me escriba. La verdad es que estoy muy emocionada por la beca, pero todavía no sé si podré ir. Todavía tengo que ver si llevo conmigo a mis niños y a mi amorcito (para que se encargue de los niños mientras estudio, que allá no hay niñeras ni nada parecido). Si lo logro, le aviso, para que me organice la despedida.
Saludos,
B.

JJ dijo...

Queridísima Becky:

Si se da una vuelta por nuestro querido Londres, no olvide visitar la casa de Charles en Holborn, cada día más pintoresca. Por supuesto, mi querida Lady Victoria la estaré siempre esperando en su mullido cottage de South Kensington (su APT en Soho está demasiado vulgar estos días) con una hirviente taza de té negro y los deliciosos muffins que usted tan bien conoce.

JJ a.k.a Stephen Daedalus

T.G. dijo...

¡¡¡Te pasaste, felicidades!!! Ojalá lo publiquen.

Un beso,

T.G.