18 julio 2008

Del Planetario a la Junta Nacional

Con algo de pena leí el otro día que un poeta, aburrido de la falta comentarios, había decidido cerrar su blog. Y el blog realmente era interesante. El mío, en tanto, no tiene nada de especial, pero así y todo recibe varias intervenciones (aunque algunas me sean del todo sorprendentes o incomprensibles). Por suerte, porque si no recibiera comentarios creo que también lo cerraría o de frentón lo cambiaría por un diario con portada rosa y papel en tonos pastel.

Y esto de los comentarios me hace pensar que mi vida también es muy parecida a este blog. Vivo mis días intensamente, con sus altos y bajos, pero cada cierto tiempo -casi diariamente- me llegan los llamados de mis amigos que me hacen salir de mi realidad. Ayer, por ejemplo, me llama mi amiga C. para que salgamos a pasear con nuestros niños (que siguen eternamente de vacaciones). Como ya los hemos llevado a patinar, al cine, a la nieve y a comprar libros, sólo nos falta llevarlos al espacio. Y eso fue lo que hicimos: una visita al Planetario de la Usach. Debo reconocer que el panorama me encantó, porque adoro todo lo relacionado con los astros y planetas, y a los siete niños les fascinó (en especial los cereales Estrellitas que regalaban en la entrada y la total oscuridad del lugar).

Después se vivieron todos a mi casa, a tomar té y seguir jugando, y prometo que con esto ya no les hago más panoramas hasta septiembre o más. Porque ya no me queda plata y estoy cansada de comer pop-corn y galletas a cualquier hora (y ya casi no me cierra mi bluyín regalón), y sólo quiero volver a sentirme adulta y estar echada leyendo en un rincón.

Por suerte en la tarde recibo la llamada de mi amigo Random para que nos juntemos a comer en el Junta Nacional, un restaurant nuevo que se abrió en Bustamante, con comida chilena bien rica y bien presentada, y con unos pisco sour de miel y jengibre ideales para cualquier ocasión. 
A nuestra cita llegó mi amante de turno, Víctor (que volvió de Grecia) y un amigo recién llegado de Shanghai, y ahí rodeada de hombres guapos me olvidé de los quehaceres domésticos, de la música de Chiquititas y de las peleas infantiles, y me comencé a relajar.

Ahora preparo maletas para irme con mis niños a la playa. Ya les advertí que se acabó la plata, así que nada de monitos de cerámica ni comidas en restaurant. Ahora sólo baldes en la arena y unos pocos cuchuflís, y nada de molestar a la madre abnegada que quiere terminar Franny y Zooey y encontrar el capítulo perdido de la novela que nunca terminará.

A la vuelta nos vemos, y sigan posteando con regularidad. Que no hay nada más triste que un blog sin comentarios, un celular sin llamadas, una noche sin estrellas y una vida sin amistad. Un beso a todos.


7 comentarios:

SGG dijo...

Los blogs interesantes como este no tienen problemas para tener buenos y surtidos comentarios. Aunque aparezca uno que otro personaje extraño posteando.

señor cangrejo dijo...

croc croc croc

Sudaca peruano dijo...

Mire usted Becky puis, ahora si que nos las hizo. Pensar en la paciencia que tuvimos que tener con todos ustedes; Random, Víctor de Grecia, Sucarita, Diego Lira, Pablo el vostro, la señora M, Claudio el bibliotecario, Oscar el malo, Benbeniste y tantos otros que prefiero ahora olvidar..puis. Cuanta falta de respeto y tino, en especial del gordito buenmozo de sonrisa fácil y buenas propinas, cuantos chaufas, reventados, ceviches, lomos salteados.....y en especial.......cuantos CATEDRALES.

Dios sabe que la atendimos con amor, puis. Y espero exista justicia a nuestra entrega. Desde Trujillo, el Perú hoy llora por su usted Becky, por nuestra perdida a manos de un lugar innoble, donde camuflan el frescor de nuestro pisco y limón de pica con traicioneros sabores como la menta, la miel y el jengibre.

loslibros dijo...

Que chiquititos somos cuando observamos las estrellas y los planetas....

el amante bandido dijo...

Compañero Cholo. Volveremos. Así tengamos que llevar al gordito buenmozo de sonrisa fácil y equívoco comportamiento en el baño de hombres a la rastra. O al narigón con aversión a los dragones hembra de las mechas. We all be back.

STEPHEN DEDALUS dijo...

Es verdad que hay buenos blogs sin visitantes, tal como buenos libros sin lectores o buenas películas sin espectadores. Lamentablemente, y tal como el bloguero ignorado tiene que cerrar su blog, el escritor no leído tiene que dedicarse a otra cosa y el pintor o el escultor no visto a quemar su obra en una fogata angustiosa. Mientras otros y otras, que andan por la vida encontrando capítulos de novela superventa tirados por riscos y quebradas, o que lo más cerca que estarán de encarnar algo remotamente literario es usando gorritos de piel a la rusa en una impensable noche de nieve, son leídos por miles de sobacos hambrientos de cultura fácil entre estación y estación de nuestro atiborrado metro.

Motequi dijo...

Querida B
¿Còmo que tu blog es nada en especial? Si así lo fuera, pocos serían los lectores.
Se agradece una pluma sincera, sencilla y directa, en que los temas son universales, en que otra madre, al igual que tú está de vacaciones con sus cuatro críos en medio de la nieve, en medio de los llantos y risas, en medio de la montaña y en medio de la vida.
Admiro tu valentía al escribir sobre lo cotidiano e igualmente tracendental.
Firma: una escritora que aún está en búsqueda de sus escritos.