15 agosto 2008

39: Antología del Cuento Latinoamericano

No hay como un día de lluvia para echarle mano a una buena antología de cuentos. Ésta me la regalaron hace casi un año y no sé por qué no la había tomado hasta ayer, cuando decidí comenzar a leerla mientras revisaba unos textos en el Starbucks de Colón y de reojo miraba a Alberto Fuguet que escribía afanosamente en su laptop. Y es una simpática coincidencia que Fuguet -el que alguna vez intentó agrupar a un conjunto de jóvenes escritores latinos en lo que fue su antología McOndo- estuviera a mi lado mientras yo leía este libro, 39: Antología del Cuento Latinoamericano, que también es una compilación de cuentos de escritores latinos menores de 39 años, pero donde cada uno tiene su estilo y tema propio y donde ninguno se siente parte de un movimiento o agrupación. 

Porque esta antología sólo busca pasearnos por la buena literatura latina, mostrarnos estos nuevos escritores, pero de ninguna manera es un libro ciertamente latinoamericano o que busca armar una "nueva generación"; más bien es un libro de literatura universal, donde cada escritor escribió desde el lugar que quiso, sobre el tema que quiso y con las influencias que más le gustaban. Chile aparece muy bien representado en la antología con los cuentos Fantasía, de Alejandro Zambra, y Chica Nazi, de Álvaro Bisama, ambos muy bien logrados. De los demás -todavía no los leo a todos- debo reconocer que me han gustado varios, en especial el de Iván Thays, por lo triste, y el de Junot Díaz (un escritor a mi juicio más norteamericano que latino), y que con su cuento Wildwood nos narra casi una novela en sus cerca de 20 páginas. Además están Daniel Alarcón, Santiago Roncagliolo, Wendy Guerra, Gonzalo Garcés, Pablo Casacuberta y varios de los escritores jóvenes que han dado que hablar en este último tiempo. Muy recomendable.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La mayoria de estos escritores 'latino' son blanco, elites, y eurofilios. Aunque Diaz vive en el USA es mas 'latino' que la mayoria de estos gringo-wanna-be.

fiodor dijo...

¿Y crimen y castigo cuándo?

STEPHEN DEDALUS dijo...

Qué bien que existan estas antologías para escritores jóvenes. Una buena oportunidad para leer algo fresco. Gracias por la recomendación Becky.

Becky dijo...

Fiodor, usted no tiene como saberlo, pero desde hace unos meses tengo atrapados mis cientos de libros en enormes cajas de cartón. Hace unos días traté de encontrar mis cuentos de Dorothy Parker y casi muero aplastada, así que no me atrevo a seguir buscando hasta que tenga un nuevo librero donde ponerlos a salvo. Por el momento leeré un libro que acaban de regalarme, de mi querido Richard Ford, aunque no crea que me he olvidado de Crimen y Castigo, ni de los otros clásicos que me han recomendado.
Y Stephen, ciertamente debiera leer esta antología, en una de ésas termina rompiendo ese prejuicio que lo mantiene alejado de los escritores latinos vivos. Por lo menos a mí me resultó.