28 junio 2008

Plaza Perú se queda sin sol

Aunque según mi vecina soy una "aparecida" en el barrio El Golf, lo cierto es que vivo en este sector hace más de 12 años. Doce años en los que me ha tocado ver cómo han botado casas y construido enormes edificios de lujo, cómo han transformado y eliminado plazas, cómo han adoquinado calles y también cómo, de a poco, la Municipalidad se ha encargado de dejar sin sol y con mucha sombra a los habitantes de este sector.

Porque como el barrio El Golf es el más caro de Santiago, quienes compran terrenos aquí buscan sacarles el mayor partido a su inversión y para eso construyen los edificios más altos del mercado, edificios que no dejan ver el paisaje y que se roban día tras día la tan necesaria luz solar.

Hoy al mediodía llevé a mis niños a la Plaza Perú -una plaza que hace unos años fue completamente remodelada cuando se hicieron los estacionamientos subterráneos- y casi me muero de frío cuando por años esa plaza ha sido el epicentro del calor y del sol. Claro, ahora frente a ella construyeron un enorme edificio -el Territoria 3000- que no deja pasar la luz solar y que dejó convertida a la Plaza Perú en un lugar frío, húmedo y oscuro, donde ya no se juntan los viejos a conversar ni los niños a jugar, y donde hoy al mediodía sólo estaban mis hijos y yo, además de un par de adolescentes medio carreteados.

Por años mis niños visitaron esta plaza entre abril y octubre porque el resto de los meses era muy calurosa, y en verano íbamos a la plaza grande que está frente a la Iglesia El Golf, que con sus largos árboles nos ayudaba a capear el calor. Ahora tienen dos plazas sombrías, ideales para los días calurosos, pero que durante el año son imposibles de resistir. Y la culpa de todo la tiene la Municipalidad de Las Condes, que cree que poniendo más juegos de plástico los niños van a ser más felices, cuando lo que todos buscan es un lugar agradable para estar, un lugar calentito para andar en bicicleta o patinar, un lugar para dejar al viejo abuelo tomando sol y a la guagua mirar desde su coche; un lugar que no era perfecto ni bonito, pero que servía para pasar una agradable mañana de plaza, y que ya nunca más volverá. Good Bye, Plaza Perú, que la sombra te acompañe. Y por favor, alcalde De la Maza, cuide más a sus vecinos y no los siga dejando sin áreas verdes ni sol, que por algo pagamos las contribuciones más altas del mercado.

5 comentarios:

tricky dijo...

Siempre paso por la Plaza Perú cuando salgo a dar una vuelta en bicicleta, y te encuentro toda la razón. La sombra sobre la plaza la está matando.

HAL8999 dijo...

Vuelvo de una reunión por pega por esa zona y el espectáculo de las sombras que se alargan por cada rincón verde es deprimente, francamente.

Ice man dijo...

Señora Sharp:

Creo que esta siendo un poco escandalosa, mire yo tenía un departamentito frente a la Plaza Perú y cuando supe que la intención era venderlos y botarlos para hacer el edificio que usted comenta, me endeudé y compré todos los que pude. La verdad, es que mi capacidad crediticia no era mucha, pero me las ingenié para comprar diez más, una bodega y cuatro estacionamientos, todo esto aparte del que yo tenía, o mejor dicho mi madrecita, ya que era de ella y al igual que el crédito con el que hice las compras. Bueno, el tiempo pasó y para abreviar, extorsioné a la constructora cuanto pude, y como tampoco eran tantos los departamentos y mis derechos como justo propietario de los estacionamientos y bodegas me los pagaron a precio de oro con tal de no verme más la cara. Con el botín, perdón, ganancia ( mis pensamientos me traicionan) me acabo de comprar un departamento en Miami de una familia que no pudo cumplir con sus obligaciones efecto del subprime y los pusieron "patitas en la calle" como me comentó un simpático joven del banco donde lo compré a "precio de huevo" como decimos en Chile, esto de los dichos es muy cómico cuando se cierra un negocio. Como puede ver señorita Sharp no todo es tan malo con la plaza, piense que hasta mi querida madre, quien con la venta de su departamento esta pagando las cuotas sin atraso del crédito ya mencionado, va de repente a la plaza y el resfrío que la tiene en la UCI del J.J. Aguirre no tiene nada que ver con la supuesta sombra y el frío como me lo aseguraron en un correo electrónico, que acabo de ver en la carpeta del spam, los doctores del prestigioso recinto hospitalario. Me alegra que se preocupe por el entorno, pero deberían hacer como acá en Miami, si tienen frío y quieren sol, llévenlos a la playa.

maverick dijo...

Ummm Ice Man naughty boy...te quiero en las duchas y con la toalla al cinto después de las prácticas.

goose dijo...

!Arghhh!(died)