02 octubre 2008

De Gira

Querido Random: Se te extraña mucho por estos lados, aunque presumo que en medio de tu importante gira literaria no has tenido ni tiempo para acordarte de mí. Te imagino firmando libros, hablando con tus lectores, sonriendo a todo el mundo, conversando de los temas que tanto te apasionan. Acá en Chile las cosas han estado de lo más bien. Mi vecina -¿te acuerdas de la loca, no?- al parecer estuvo internada durante un par de semanas, porque no se le vio ni la sombra, pero apenas llegó el lunes y ya descubrió una nueva manera de llamar la atención: poner el himno nacional a las 8 de la mañana a todo volumen con la radio apuntando hacia la ventana de mi pieza. Pero debo decirte que ya ni me importa, es más, me da pena. La pobre, desesperada porque ya no la miro ni la escucho, hoy día llegó a decir a todo pulmón que mi casa estaba embrujada. Todo porque, al parecer, le molestó que una revista de decoración haya pasado el día entero fotografiando mi linda morada, mientras su casa enrojecía de envidia (de hecho el color damasco de sus paredes ya casi está burdeo). Es triste ver ese espectáculo, porque como decía el chavo, "la envidia no es buena, mata el alma y la envenena", y la pobre se ve cada día más marchita mientras yo siento que mi casa, mi familia, y por qué no decirlo, yo misma, florecemos cada día más.

Ansío tu pronto regreso para que me cuentes los pormenores de tu gira. Quiero saber de McEwan, de Hollinghurst, de Kureishi, ¿es cierta la belleza de Zadie Smith? Porque yo sólo los conozco por las solapas de los libros, en tanto tú has podido codearte con ellos durante más de una semana. No quiero regalos ni poleras del tipo "I love NY", sólo que me traigas las noticias literarias más sabrosas de la gran capital. Acá de verdad se te ha extrañado mucho, hasta Stephen ha declarado que tu ausencia lo tiene mal. Y me imagino tu novia cómo debe estar de ansiosa por verte y tan deseosa de entregarte ese regalo de cumpleaños que no alcanzaste a recibir. Yo también te tengo un presente, algo humilde y poco costoso, porque las finanzas no han estado de lo mejor. De hecho, te escribo estas palabras desde un cyber café de Huérfanos, porque este mes no pude pagar internet. Pero creo que octubre se viene más auspicioso en lo económico y también en lo laboral. Ya tendremos tiempo para ponernos al día, pero regresa pronto que se te extraña una enormidad. y esperemos que para la próxima gira literaria te pueda acompañar alguno de nosotros (yo me conformaría con un décimo de tu gira, en especial con ese encuentro con Richard Ford). Un beso a la distancia, 
tu amiga,
Becky Sharp

10 comentarios:

Dr. Carl Schöntaler dijo...

Random que bueno que Becky nos mantiene al tanto de ti. No olvido aquella presentación en la feria del libro de Buenos Aires, cuando la gente se peleaba por estar a tu lado, en la que Pauls codeaba al resto cada vez que pasabas a su lado, donde tu prosa se impuso al prejuicio de que alguien tan bello y sofisticado no podía escribir como un Dios. Estoy alegre por el éxito de esta gira y te aconsejo no dejarse engañar por los millonarios contratos de las grandes editoriales. Finalmente ellos son tus siervos, pequeños animales que en la cadena alimenticia ocupan el lugar que les corresponde; muy por abajo de tu genio. Comparto con Becky la ansiedad por tu llegada, donde espero nos regales tus agudos y certeros comentarios de la elite de la literatura mundial.

Becky dijo...

Gracias Dr. Schöntaler por su precioso aporte y por pasar por la Feria de las Vanidades. Cariños,
B.S.

Anita Costamagna dijo...

Random...........me acuerdo cuando eras sólo la belleza de turno del "tout" de Santiago. Aquel tiempo en tenías tiempo para una copa con cada una de tus admiradoras. Cuantas veces pensé que yo era la protagonista de esas historias que acabaron convirtiéndote en la figura de culto que eres hoy. Me alegro por tu éxito, pero me muero de celos sabiendo que tienes novia, la que me he enterado prepara una fiesta sorpresa para tu cumpleaños. Como las invitaciones se enviaron hace veinte días y la mía no llegó, sólo puedo desearte lo mejor a la distancia.
Besos,
A.C.

peludito dijo...

oaaaaaaaaaaaa

¿Amiiiigaaaa cómo es que me perdí el evento literario de Random? ¿Es que este individuo no tiene la decencia de avisar sus giras internacionales por Facebook? Estoy añoñadado...mi cabeza da vueltas y vueltas como una gran (pero gran) pelota...

Carla dijo...

Me encanta el estilo de Random, la próxima novela será una mezcla de lo mío, de lo de Pablo, de Isabel e inspiración. No leo La Tercera.
C.

Pablo dijo...

Random es lo más MOM que hay. Mi próxima novela estará inspirada en una joven escritor envuelto en un trío doble, un thriller policial y poético lleno de metáforas y gritos desesperados por los balcones. Yo tampoco leo La Tercera.
P.

Pato dijo...

No tengo el placer de conocer a Random, yo en esto de los libros estoy empezando, mi próxima entrega será de un secreto que me contó un amigo sobre su señora, una noche que estábamos pasados en el liguria. Yo tampoco leo La Tercera.
P.F.

victor dijo...

Y yo que le he dicho a este futre de pablo que lo suyo son historias a lo señor de la querencia. (me vuelvo a mi jergón)

Gonzalo B dijo...

Viendo tu predilección por Maugham, seguro te gusta este nuevo blog:

http://wsomersetmaugham.wordpress.com/

Becky dijo...

Gracias por el dato.
B.